martes, 10 de febrero de 2009

LAVADO QUIRÚRGICO

El procedimiento para un correcto lavado quirúrgico es el siguiente:
1. Lavarse las manos y antebrazos con antiséptico (clorhexidina o povidona yodada, de 3 a 5 ml) durante 2 minutos, insistiendo en espacios interdigitales.
2. Aclarado con agua.
3. Cepillarse las uñas con cepillo estéril durante 30 segundos cada mano con la zona de púas del cepillo.
4. Aclarado con agua.
5. Enjabonarse de nuevo las manos y antebrazos durante 2 minutos con la parte de esponja del cepillo.
6. Aclarado desde las puntas de los dedos hasta llegar a la altura del codo
7. Secado, sin frotar, con toalla de papel o paño estéril.

Lo que no se puede hacer es tocar la pila, salpicar agua sobre la ropa ni utilizar agua caliento porque tiende a abrir los poros y a eliminar los aceites que recubren la piel. Además la apertura y cierre del grifo debe ser con el codo o pedal para evitar manipulaciones.

1 comentario:

  1. Hola, buscando blogs de enfermería me encontré con el tuyo y me parece muy interesante, muchas felicidades.

    ResponderEliminar